08 novembro 2006

Ravinas corrompem a terra. Um mal estar fixo. Agudo. É trabalho de água esmorecer coisas sólidas, sulcá-las até o cerne. Lama ou pedra, meu corpo supõe-se forte, propõe-se parte do vício, compõe-se antítese ao provérbio: quanto mais me açoitam tanto menos me furam.

® Rubens da Cunha

5 comentários:

Claudio Eugenio Luz disse...

Agudo e frio feito uma lamina de agua, meu caro.

hábraços

a rasar o ceu disse...

Perfeito!!!!!!!!!

quanto mais me açoitam tanto menos me furam.



Beijo.

Valéria disse...

daqueles que encontram a alma...este texto!
beijo
ahhhh este filho eu quero ler...

luciana MELO disse...

É trabalho da água amolecer o lado de dentro, moldando nosso barro primeiro. O bom disso tudo é exatamente o disseste: mesmo argila, não nos dobram. Não nos dobram!

Anatema disse...

Llegué hasta aquí a través de CSA y del texto suyo transcrito en su blog.

Me fascinan como a usted, estas relaciones kilométricas, de país a país, donde cada cual va apercibiéndose de unos y de otros sin haberse visto nunca. Yo también me pregunto muchas veces por el tono de la voz. La voz, ese recurso fascinante que nos hace volver la cabeza cuando oímos ese tono que fascina, sea grave o agudo, da lo mismo, pero fascina.

Yo también he observado que este sistema de comunicación, agota, irrita, subleva, enerva a veces...y dan ganas de apartarse del ordenador y cerrarlo para siempre. Sin duda estamos siendo partícipes directos de una extraordinaria forma de comunicación que nos permite conocernos mucho sin apenas conocernos. Con frecuencia oigo decir a mujeres y hombres que todavía no tienen pareja que es muy difícil encontrar a alguien con quién compartir la vida. Probablmente la vorágine social no permite llegar a ese conocimiento mutuo tan necesario. He aquí el modo. Por internet. Sin darnos cuenta nos estamos desnudando cada día. Nos desnudamos el alma para que otros nos la vistan. No siempre se consigue.

Perdone mi larguísima disertación. Me he dejado llevar.

Un saludo.